Posted by on 15/01/2016

En esta entrada, que en realidad fueron dos, me vine arriba y lo que quise fue desmitificar un poco el arcaico lenguaje de los latinajos.

Entendía que era interesante conocerlos y no tenerles miedo cuando se encuentran, cada vez menos, en los textos doctrinales jurídicos y que, a veces, nos pueden hacer dudar de su significado.

Hay unos muy famosos, los que cito al principio y otros menos habituales pero igualmente conocidos y que nos sonarán.

Barra separacion

Parte I

Acabo de leer un artículo relacionado con la carga de la prueba en los procedimientos tributarios en el Boletín jurídico de septiembre (nº 128) del – muy recomendable – centro de documentación Planificación Jurídica que no puedo pinchar porque no está en abierto (es de pago, vamos).

El autor del artículo, Juan Pedro Rodríguez Blanco (Inspector de Hacienda), siembra las 5 páginas del mismo de latinajos (locuciones latinas) que, si bien no me parece que aporten gran cosa a la comprensión de un texto eminentemente práctico, si que nos puede servir para poder:

  1. ¿Utilizarlos en nuestros escritos? (por favor: “no latín, no SMS”)
  2. Identificarlos en los escritos de letrados o peritos que fueron a una escuela de pago y/o eran de los que tomaban apuntes en las clases de Derecho Romano.

Reproduzco la lista sin traducir – ya he dicho que está relacionada con la prueba – para que sirva de mini-test (tal vez sí – tal vez no – en unos días cuelgue mis traducciones libres):

  • Onus probandi
  • Afirmmanti incumbit
  • Actor incumbit probatio
  • Probatio diabólica
  • Iuris et de Iure
  • Iuris tantum

(Nota: las dos últimas ya supondrás que son básicas)

Si te ha sabido a poco ahí van unas cuantas más…

– Alea iacta est
– A priori
– A posteriori
– Ab æterno
– Ab initio / Ad infinitum
– Ab instestato
– Ad hoc
– Alma mater
– Carpe diem
– Casus belli
– Cæteris páribus
– Conditio sine qua non
– Corpus delicti
– De facto
– De incognito
– De iure
– Desideratum
– Dixi
– Dixit
– Ex abrupto
– Ex ante
– Ex æquo
– Ex novo
– Ex oficio
– Ex profeso
– Exceptio veritatis
– Excusatio non petita, acusatio manifesta (*)
– Execuator
– Fac totum
– Grosso modo
– In albis
– En absentia
– In locus parentis
– In situ
– Infra
– Ipso facto
– Mea culpa
– Manu militari
– Modus operandi
– Modus vivendi
– Motu propio
– Mutatis mutandis
– Nasciturus
– Natu
– Omnis saturati mala
– Per se
– Post mortem
– Quid
– Quid pro quo
– Rara avis
– Res non verba
– Ratio decidendi
– Sine die
– Sine qua non
– Statu quo
– Stricto sensu
– Sui géneris
– Ut supra
– Verbi gratia
– Versus
– Vice versa
– Vox populi

(*) Me encanta, jejeje

Y si quieres muchas más pincha [AQUÍ]

 

Parte II

El uso de latijajos – en mi opinión – está en desuso en la mayoría de los escritos, incluso jurídicos, actuales. Reconozco que al ser de “ciencias” eludí hábilmente en mi juventud las asignaturas de letras – entre ellas – latín y griego y ese desconocimiento me hace – tal vez de forma ignorante – despreciar las alocuciones latinas.

Es cierto, sin embargo, que algunas se han impuesto en el ámbito jurídico y, en algunos casos, incluso han ido más allá de los juzgados. La utilización de aforismos latinos creo que todavía se pueden encontrar sobre todo en estudios, textos y doctrina legal aunque, tengo la impresión, de que ya no es muy utilizada por los abogados más jóvenes (mucho más pragmáticos en sus redacciones).

El perito forense debería conocerlas – por lo menos – porque es posible que se las encuentre durante un proceso de documentación de algún asunto/informe, en algún escrito de las partes o en alguna resolución judicial. Entiendo que, en ese caso, le podría ser muy útil la recopilación que aparece en Wikipedia [AQUÍ], aunque debería – creo – abstenerse de utilizarlas, más allá de las inevitables (a posteriori, ab intestato, iuris et de iure, etc.) porque puede dar la impresión de que “va de experto en leyes” sin serlo salvo que efectivamente posea la Licenciatura en Derecho, cada vez más habitual dada la existencias de dobles titulaciones o la tendencia que tenemos estudiar una segunda carrera (en algunos casos tercera…) cuando el tiempo nos lo permite.
En economía tenemos algunas expresiones habituales y, por tanto, para el lector de textos económicos no le resultan extrañas:

Ex post
Ex ante
Ceteris páribus
Mutatis mutandis
(…)

Abusar de este tipo de alocuciones puede, como he señalado anteriormente, resultar pretencioso y esconder un ánimo de aparentar al igual que puede ocurrir con el abuso de citas extraídas, por ejemplo del Quijote incluso sin haberlo leído (que antes quedaba muy intelectual incluso), echar mano del siempre socorrido uso de anglicismos (en los 60/70 estaban de moda los galicismos) o de expresiones compiadas de alguno de los innumerables libro de citas y frases célebres.

Barra separacion

Entradas publicadas inicialmente el 29/9/2007 y el 1/10/2007 en www.economiaforense.org

Comments

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*