Posted by on 22/02/2016

Leo un interesante artículo en la revista (papel e Internet) Fiscal & Laboral al día que lleva por título:

¿Cómo hacer la entrevista inicial a los clientes?

De todo el texto leo horrorizado, y me gustaría compartir, la siguiente afirmación:

“Se ha de evitar recibir al cliente en una mesa llena de papeles, expedientes y libros (muchos clientes creen que los profesionales no utilizamos libros sino que nos lo sabemos de memoria y que, por tanto, los libros han de estar en las librerías).”

No es que discuta la afirmación – que posiblemente sea cierta y esté contrastada – pero, en cualquier caso, me pregunto ¿Pensarán mis clientes que tengo que saberme las cosas de memoria? ¿Soy un experto? ¿Dejo de serlo – a la vista de mis clientes – si realizo consultas o manifiesto mis dudas delante de ellos?

En definitiva: ¿Soberbia o profesionalidad?

Barra separacion

Entrada publicada el 29/5/2008 en www.economiaforense.org

Posted in: Uncategorized

Comments

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*